Blog Simplie: notícias e tendências do mundo digital

5 desafíos para cualquier start-up digital o de ecommerce

Emprender es el sueño de muchas personas incluso de quienes no son formados en Administración, negocios o finanzas, por eso, hoy quisimos escribir este post pensando en quienes no tienen conocimientos básicos sobre cómo crear una empresa, pero sueñan con tener otra entrada económica en sus hogares, o simplemente realizar otra actividad que les genere mayor satisfacción personal. Sobresalir en un mundo tan competitivo tiene un mérito mayor que merece su reconocimiento; sin embargo el camino no es nada fácil, y puede demorar en llegar esa satisfacción más de lo imaginado. En el post de hoy, hablamos sobre los 5 desafíos para quien decide emprender en una startup digital.

1. ¿Por dónde comenzar?

Generalmente la idea de negocio surge de una necesidad o de un deseo por satisfacer, sea propia o ajena, y la idea puede llegar en el momento menos esperado, incluso cuando se tiene un trabajo estable. En ese momento pueden pasar muchas cosas para quien es inexperto, como por ejemplo no saber por dónde comenzar: ¿Creación de marca?, ¿logo?, ¿registro de marca?, ¿presencia en redes sociales?, ¿Presupuesto?… las dudas pueden ser infinitas en ese inicio y hay quienes desisten y prefieren seguir por el camino de lo conocido, pero para quienes deciden continuar sobre la marcha esa aventura puede marcar un antes y un después incluso en su vida personal.

Según los expertos, lo más importante antes de tomar una decisión apresurada (sea esta renunciar al trabajo o invertir millones en lo que se cree que dará frutos), es investigar en campo, es decir recolectar opiniones de quienes serían el público alvo, para luego validar la idea de negocio. De nada sirve crear logo, invertir en imagen corporativa si al tener todo listo no va a llegar ningún cliente, ¿verdad? Entones antes de salir a la calle a imprimir cientos de volantes o crear una página web, asegúrate de que tu idea realmente tenga un cambio en la sociedad. Analiza si hay alguna empresa que haga lo que quieres hacer, si es así analiza ¿cómo lo hacen?, ¿cuáles son sus fortalezas o debilidades?, ¿qué crees que podrías hacer mejor?; esto lleva tiempo y no se hace de la noche a la mañana. Al buscar referentes se va perfilando la idea, pues puede ser que al encontrar una empresa que hace lo mismo que tu estás pensando hacer (sea vender un producto o servicio), esté descuidando un sector específico, o que la comunicación que usan no sea la mejor; es ahí donde las oportunidades pueden estar a tu favor.

2. ¿De dónde sacar el dinero para comenzar un negocio?

Tradicionalmente es sabido que la manera “más fácil” de conseguir dinero es con los bancos, sin embargo no es tan simple como parece por el riesgo que puede presentar para los bancos prestar dinero, y más para quien se mete en un préstamo del que no sabe a ciencia cierta cómo va a pagarlo. Lo recomendable es buscar socios para comenzar el negocio. Lo ideal es que sean tres personas quienes se complementen entre sí por sus conocimientos y experiencia; es decir que si hay alguien experto en recursos humanos, otro en sistemas y otro en ventas, por ejemplo, harían un perfecto equipo. De esta manera cada quien puede aportar algo diferente para la construcción de la empresa y no se están pisando uno a otro. La clave es que más que colegas sean muy buenos amigos, pues atravesarán por momentos de dificultad y la unión y perseverancia marcarán la diferencia.

Por más simple que parezca el negocio en el inicio, se recomienda dejar todo en el papel de manera legalizada. Un contrato con las funciones claras de cada socio, su aporte financiero de entrada y reglas del juego harán que todos se sientan a gusto trabajando por un mismo objetivo.

Antes de pensar en cuánto dinero va a ganar cada socio, es importante realizar un plan de gastos con los que la operación puede salir adelante, esto incluye, gastos en servicios públicos (luz, agua, internet), contratación de empelados, alquiler de oficina, infraestructura, software, etc.

3. ¿Cómo optimizar el trabajo de todos con poco presupuesto?

Hasta cierto punto del inicio es válido trabajar con lo que haya, esto quiere decir que hay que utilizar los recursos que se tengan disponibles, sean computadores un poco viejos, oficinas pequeñas, un salario reducido para los colaboradores etc. Pero la verdad es que por más motivados que estén los empleados con el trabajo, se necesita tecnología y buenas herramientas de trabajo, pues de nada sirve “querer ahorrar en gastos” si por un computador viejo se gasta más tiempo realizando una tarea simple. Esto debe estar muy bien contemplado en el plan de costos que se realiza al inicio. Además de licencias actualizadas de Office, hay que invertir en plataformas digitales que ayuden a tener un control del negocio, y mucho más dependiendo del tipo de negocio. Si es un ecommerce, mucho más, y hoy en día existen cientos de herramientas de bajo costo para quien apenas está iniciando su negocio, sean para mantener un control de la mercancía, compras, ventas, usuarios registrados, redes sociales, etc, o para llevar de manera organizada la contabilidad. Incluso, para tener un control de los empleados y todas las prestaciones legales, hay que tener un plan bien estructurado internamente.

4. Aspectos para tener en cuenta a la hora de contratar a profesionales

5. Construcción de un clima organizacional

2020-02-28T18:01:02-03:00